Tel. +57 (311) 612 3113 / +57 (316) 790 8015

¿Qué es la sostenibilidad?

Los negocios se miden hoy más allá de los resultados financieros, cada día son más las organizaciones y las personas que se interesan por conocer cómo hacen negocios las empresas, y si éstos se hacen de manera responsable o no. Ésa es la sostenibilidad.

Son muchas las empresas que cuentan con iniciativas o con proyectos destacados frente a los asuntos sociales y ambientales, y que sin embargo aún no han comprendido todo el valor de hacerlo más allá de contar con buenas prácticas. Ahora bien, alinear esas iniciativas sociales y ambientales con la estrategia del negocio no es suficiente si no se comunica adecuadamente a través de informes de sostenibilidad estandarizados que permitan evidenciar de que se trata de una empresa responsable, que tiene un buen desempeño y que está trabajando con e interés de desempeñarse de manera más integral.

La sostenibilidad se entiende como la forma de generar desarrollo asegurando la satisfacción de las necesidades presentes, pero sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones.

Si bien es cierto, existen unos límites planetarios, es decir, unos recursos limitados que deben ser utilizados de la mejor manera e incluso pensar en los siguientes tres objetivos a largo plazo:

  • Balance entre la creación de riqueza y uso de recursos humanos, naturales y económicos.
  • Mejorar las condiciones socioeconómicas para todos, incluyendo a la empresa misma
  • Capacidad de asegurar su perdurabilidad y posicionamiento a largo plazo, contribuyendo al progreso de la generación presente y futura.

Existen tres categorías asociadas a la triple cuenta de la sostenibilidad:

  • Económico: orientado al aporte económico, resultado de la actividad económica que se realiza y la distribución de la riqueza.
  • Social: orientado a la gestión con los diferentes grupos de interés y aquellas iniciativas que apunten a la seguridad laboral, formación, identificación y gestión de impactos, relación con la comunidad, entre otros.
  • Ambiental: orientado a las buenas prácticas en el consumo de recursos naturales, tales como energía, materia prima, reutilización de materiales, emisiones de elementos contaminantes, entre otros.

Teniendo en cuenta lo que implica una gestión sostenible, es claro que el rol de la empresa representa una gran oportunidad para hacer los negocios de otra forma, que permita trabajar por un largo plazo y simultáneamente gestionando riesgos que pueden afectar la perdurabilidad de la empresa

En Value4Chain ayudamos a identificar las oportunidades de trabajar algunos de estos aspectos siempre orientados a mostrar un retorno financiero para la empresa. Nuestra filosofía se basa en incluir dentro del modelo de negocio las iniciativas de sostenibilidad para que de esta manera la empresa pueda cuantificar el beneficio de ser una empresa sostenible.